“Yo no creo que haya desaparecidos, nadie” Gral. Ramirez Quintero

0
224

El próximo martes 26 de marzo comienza la indagatoria del general (r) Iván Ramírez por los once desaparecidos en la toma del Palacio. Es el militar de mayor rango involucrado formalmente en esta investigación de Justicia. Por:Diana Carolina Durán Núñez- Fuente: El Espectador Marzo 19 de 2008

El mayor general Iván Ramírez Quintero fue el símbolo de la inteligencia militar durante los años 80.
Iván Ramírez Quintero es uno de los nombres insignias de la inteligencia militar colombiana. Fue comandante de los órganos castrenses más importantes en este campo: el Batallón de Inteligencia y Contrainteligencia (Binci), el Comando de Inteligencia y Contrainteligencia Militar (Coici), la Brigada XX y la Dirección Nacional de Inteligencia. En 1980 ya había recibido cuatro medallas de servicios distinguidos en orden público, y hasta su retiro, a principios de 2000, su prestigio dentro del Ejército seguía incólume.
Pero en esas mismas filas, hoy hay consternación. Mientras las Fuerzas Militares protagonizan un momento estelar, el general Ramírez fue llamado a rendir indagatoria. Y no por un proceso cualquiera. El requerimiento lo hizo la Fiscalía Cuarta delegada ante la Corte Suprema de Justicia, en razón de la investigación que se adelanta por la desaparición forzada y el secuestro agravado de diez empleados de la cafetería y una guerrillera del M-19, que salieron con vida de los trágicos hechos del Palacio de Justicia, en 1985. Ramírez ya había sido investigado por la Procuraduría por denuncias de presuntas violaciones de derechos humanos y en 1998, según el informe anual de Human Rights Watch, le fue retirada su visa norteamericana.

Este martes, el militar deberá presentarse ante la justicia. Junto con él, los generales Rafael Samudio Molina y Jesús Armando Arias Cabrales están siendo procesados por la Fiscalía. Iván Ramírez habló por primera vez del caso con un medio de comunicación.
¿Qué piensa de que se hayan reanudado las investigaciones de la toma del Palacio, después de tanto tiempo?
Lo que sucede es que ahí se está acusando a una serie de personas por unos delitos que ya prescribieron y otros que en esa época no existían. Aunque creo que es muy bueno llegar a la verdad.
Pero son delitos de lesa humanidad que no tienen prescripción…
Bueno, esos son puntos que tiene que ver la Fiscalía y que analizará. Ese es mi pensamiento.
En los últimos años han aparecido diferentes pruebas que demuestran que personas que se consideraban desaparecidas, salieron con vida del Palacio. ¿Qué piensa sobre eso?
Yo no creo que haya desaparecidos. Nadie. Quienes trabajaron en la Brigada no pudieron desaparecer gente. Menos una persona como yo, que no tuve nada que ver con eso. Nunca participé absolutamente en nada de las actividades de la retoma del Palacio de Justicia.
Si usted no participó, ¿entonces por qué lo llaman a indagatoria?
Bueno, eso es lo que hay que probarle a la Fiscalía, que yo nunca participé en la retoma.
Pero usted en ese momento estaba a cargo del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia Militar. ¿No estuvo a cargo de algún operativo?
Nunca. Eso lo dice la prensa, que recoge lo que otras personas dicen y le dan pedal. Hay personas que dicen que la inteligencia era la que coordinaba, que el general Ramírez coordinaba, pero nunca. En mi vida no he estado en eso.
¿Durante el desarrollo de la retoma del Palacio dónde se encontraba?
En mi comando.
¿Y qué hacían en el comando mientras ocurría todo?
Yo estaba acuartelado, pero no fui a ninguna parte. Mire, con decirle: yo no conozco la Casa del Florero. Ni siquiera como turista.
¿Por qué no han hablado los hombres que estaban acuartelados con usted ese día?
Es que cuáles son los hombres míos, yo no sé (…) Estaban conmigo, pero no les han preguntado todavía.
¿Y les van a preguntar?
Seguramente. Yo no conozco el expediente. Pero voy a ir el martes, estoy citado y tengo que ir a responder y a defenderme.
¿Por qué llegó a la primera audiencia sin abogado, lo que significó la postergación de la indagatoria?
Eso ya es un asunto que lo sabemos quienes estuvimos en la diligencia. El motivo quedó entre la fiscal y yo.
¿Qué piensa de que los generales Arias Cabrales y Samudio Molina estén siendo investigados?
Muy injusto.
¿Y sobre el coronel Plazas Vega?
También, muy injusto. Lo mismo del coronel (Edilberto) Sánchez. No es justo que ellos estén detenidos y que otros estemos sindicados, porque estoy seguro de que ninguno de nosotros tuvo que ver con nada de eso.
¿Qué piensa sobre el indulto que posteriormente se le dio al M-19?
Esas son cosas del Gobierno, son decisiones políticas que se nos escapan de las manos. Hay que aceptarlas aunque no se compartan.
¿Qué opina de la tesis de que los militares no le consultaron al presidente Betancur las operaciones para retomar el Palacio?
No creo. El mismo Presidente dijo: “Yo asumo la responsabilidad”. Y la asumió. Él era el comandante.
En esos dos días, ¿en algún momento tuvo contacto con el Presidente?
No, con nadie, tampoco con los de la Brigada. Nosotros ni siquiera teníamos radios para comunicarnos.
Antes de la toma, el Ejército interceptó unos documentos en los que se advertía que era inminente un ataque al Palacio. Usted, que era el comandante de inteligencia del Ejército, ¿los conoció?
No los conozco. No los conozco.
El senador Luis Élmer Arenas propuso que se otorguen beneficios en las condenas a miembros de la Fuerza Pública que por razones del conflicto se hayan visto involucrados en actuaciones penales. ¿Qué opina?
No conozco el proyecto de ley, pero me parece una propuesta bastante interesante. Todos en la cama o todos en el suelo, ¿cierto? Habría que mirarla.
¿Confía en que la justicia colombiana le va a dar la razón?
No sé, pero yo tengo todos los argumentos para demostrar que no tuve nada que ver con eso. La justicia colombiana es buena, muy buena. Con todas las falencias que pueda tener. Espero que esto termine con la libertad de los que están detenidos y no con más detenciones. Yo no me tengo que defender con los medios, sino ante la justicia colombiana.

Los otros investigados
Por la reapertura de este caso, un fiscal delegado ante la Corte Suprema pidió también investigar si el presidente Belisario Betancur Cuartas y los generales Jesús Armando Arias Cabrales y Rafael Samudio Molina tuvieron alguna responsabilidad en la desaparición de las once personas que salieron con vida del Palacio de Justicia. Aunque la Fiscalía compulsó las copias de la indagación en septiembre del año pasado, hasta el momento, luego de siete meses, ni la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes (que decidiría para el caso de Betancur) ni la justicia ordinaria han resuelto qué hacer en estos tres procesos.

Dejar respuesta