General Samudio Molina

0
242
Comandante del Ejercito de Colombia
Nacido en Bucaramanga , contaba con 51 anos.  Oficial de Infantería egresado de la escuela Militar en 1952. Casado con Margarita Lizcano y padre de cuatro hijos.
 
Había sido director de las Escuela Militar de Cadetes y comándate de la quinta brigada en Bucaramanga y de la segunda brigada en Barranquilla, capitales donde goza de prestigio y gran aprecio por parte de los ciudadanos.
 
El 23 de Octubre de 1985 siendo ya comandante de Ejercito sufrió un atentado orquestado por el grupo terrorista M-19 a la altura de la calle 80 con carrera 37 de Bogota, del que se salvo milagrosamente, si bien recibió unas heridas. En esa ocasión el grupo subversivo, mediante un casete enviado a los medios de comunicación anuncio que próximamente realizaría “un acto que asombraría al mundo”
 
El día 6 de noviembre, 20 minutos antes de la toma del Palacio de Justicia, el general abandono ese recinto luego de realizar algunas diligencias personales. “No le tocaba” diría el refrán popular.
El General Samudio no fue judicializado por los hechos del Palacio de Justicia como parte de la persecucion del narcoterrorismo infirltrado en el Poder Judicial. Para muchos la razon de no haber sido perseguido judicialmente radica en el interes del poder politico de blindar al Presidente Betancurt de potenciales actuaciones de los narcoterroristas a traves del sistema judicial Colombiano por los hechos del Palacio de Justicia. Por ser Samudio el Comandante del Ejercito  durante los hechos  del 6 y 7 de Novimebre y dado de que el General Vega Uribe fallecio en 1993, involucrar Samudio Molina en un proceso Judicial requeria necesariamente involucrar al Presidente de la Republica Belisario Betancur por ser el siguiente  funcionario del ejecutivo en la cadena de mando protagonista de los hechos. Este factor ha protegido al General Samudio de cualquier accion penal en su contra por parte de los abiles criminales narcoterroristas infiltrados en la Justicia Colombiana que no han podido involucrar a Samudio.

 

Dejar respuesta