Está comprobado que Edgar Villamizar Espinel es un falso testigo en caso del Palacio de Justicia

0
213

La Procuraduría no lo considero creíble y con ausencia de verosimilitud en sus afirmaciones

  • La fiscal Ángela María Buitrago está acusada penalmente ante la Corte Suprema de Justicia por el delito de falsedad ideológica en documento público en el que incurrió junto a otros funcionarios, al aparentar la práctica de recepción de Villmizar como testimonio.
  • Dos personas que se encontraban para la fecha de los hechos de la toma del Palacio de Justicia en compañía del cabo retirado Edgar Villamizar, declararon bajo gravedad de juramento que este se encontraba en compañía de ellos en el Batallón de Infantería No.21 Pantano de Vargas, en Granada, Meta, lo cual pone en evidencia la falsedad de este testigo.
  • El periodista Daniel Coronell escribió para la revista Semana la columna “Un culpable conveniente”, columna escrita en febrero del año pasado y donde Coronell hace referencia a la duda que genera el cabo Villareal como testigo contra el Coronel Plazas Vega por los hechos de la toma del Palacio de Justicia: “Hay serios interrogantes sobre este testigo. Para la época, el cabo Villamizar no estaba en Bogotá sino en Granada, Meta”.

Bogotá, noviembre de 2009- “Si nos ubicamos desde la perspectivas de las reglas de la sana critica del testimonio de que como elemento de valoración se establece en el articulo 227 procesal, imposible resulta sostener que el testimonio de EDGAR VILLAMIZAR ESPINEL, por las falencias que se han dejado demostradas, puedan servir de evidencia demostrativa de la responsabilidad del acusado PLAZAS VEGA, de suerte que en las condiciones anotadas, a juicio de esta Agencia del Ministerio Publico, sus afirmaciones emergen deleznables”, afirmo Jesús Villabona Barajas, Procurador 19 Judicial Penal, en los alegatos de conclusión del juicio contra el Coronel Plazas Vega.

El absurdo y aberrante que los abogados de la parte civil, apoyados por la fiscal Cuarta Delegada ante la Corte Suprema, Ángela María Buitrago, continúen señalando que Edgar Villamizar Espinel es un testigo veraz en los hechos del Palacio de Justicia, cuando han quedado al descubierto las inconsistencias y falencias que ha cometido con tal de acusar a como de lugar al Coronel Plazas Vega y demás militares involucrados en este proceso. La Procuraduría fue contundente y clara al indicar que Villamizar Espinel tiene ausencia de verosimilitud en las afirmaciones que aduce como presenciales de algunas circunstancias fácticas que comprometen la responsabilidad de mi defendido”, afirmo el abogado Pedro Capacho, abogado defensor del Coronel Plazas y quien todavía no sale de su asombro al ver como la Fiscalía y la parte civil desestima el testimonio del Sargento (r) Gustavo Alfonso Velásquez Lopez, quien declaró en el juicio que enfrenta el general (r), Iván Ramírez.

“La fiscal Buitrago está acusada penalmente ante la Corte Suprema de Justicia por el delito de falsedad ideológica en documento público en el que incurrió junto a otros funcionarios, al aparentar la práctica de recepción de este testimonio”, comento Capacho, al recordar que esta funcionaria esta demandada junto a otros funcionarios por ubicar Villamizar Espinel como un supuesto testigo directo en los hechos del Palacio de Justicia.

Precisamente, hace un mes el Sargento (r) Gustavo Alfonso Velásquez Lopez y el Coronel (r) Ariel Guillermo Valdés declararon bajo la gravedad de juramento, que las acusaciones del cabo retirado Edgar Villamizar en contra del Coronel Plazas Vega por los hechos de la toma del Palacio de Justicia, son totalmente falsas y carecen de veracidad, debido a que para esa fecha, Villamizar se encontraba en el Batallón de Infantería No.21 Pantano de Vargas, en compañía de estas dos personas que dieron su testimonio ante notario.

Edgar Villamizar Espinel, era la persona que para los primeros 15 días de mi convalecencia en noviembre de 1.985, me llevaba personalmente los alimentos a mi habitación, en compañía del soldado del casino, lo tengo muy presente porque éramos amigos y el estaba atento de mi recuperación…”,cito en su declaración bajo juramento, el sargento retirado Gustavo Alfonso Velásquez Lopez.

En otra parte de su declaración, Velásquez Lopez afirma: “A los que actualmente están vivos, les debe constar la presencia del cabo Villamizar en la unidad durante el año 1.985 y especialmente el mes de noviembre, adicionalmente existen en las unidades tácticas (batallones) documentos como ordenes del día, minutas de guardia, boletas de salida, partes de rancho, folios de vida, que deben probar la presencia durante ese tiempo del suboficial”.

Lo único que me anima en esta declaración es que brille la verdad y que no engañen al Juez con la supuesta declaración de Villamizar que se publico a través de los medios de comunicación”, afirmo Velásquez Lopez. Según constata en el acta de declaración extraproceso No.3.363 de la Notaria Segunda del Círculo de Armenia Quindío, la presente declaración tiene como objetivo demostrar: Que el señor Edgar Villamizar Espinel se encontraba en el mes de noviembre de 1.985 en Granada, Meta.

Otro testimonio bajo juramento desmiente a Villamizar

“Dicho Cabo, no puede haber estado en los hechos del Palacio de Justicia del 6 y 7 de noviembre de 1.985, por cuanto se encontraba en la ciudad de Granada, Meta, que es la sede del Batallón de Infantería Vargas y a mí me consta que el Cabo se encontraba en esa época en el batallón, por consiguiente todo lo que puede haber declarado el Cabo Villamizar es falso de toda falsedad por cuanto no estuvo en el lugar de los hechos del Palacio de Justicia ni en Bogotá” , afirmo en su declaración y bajo la gravedad de juramento, el Coronel (r) Ariel Guillermo Valdés.

En un aparte de su declaración ante el Notario Treinta y Nueve de Bogotá, el Coronel (r) Ariel Guillermo Valdés, aseguro: “El mencionado Cabo Villamizar, no se pudo haber desplazado de Granada a Bogotá sin una orden y por orden mía por cuanto no existió dicha orden, de tal manera que nuevamente recabo que lo que haya podido decir en su declaración el Cabo Villamizar, es totalmente falso, porque no podía haber estado en dos lugares a la vez, esto le consta también al personal que se encontraba bajo mi mando…”.La anterior declaración la rindo con destino a: La autoridad competente y para impedir seguir engañando a los Jueces con la Declaración falsa de Villamizar y para esclarecimientos de la verdad.

Una columna de Daniel Coronell fue la que motivo la denuncia de este falso testigo

El periodista Daniel Coronell escribió para la revista Semana la columna “Un culpable conveniente”, columna escrita en febrero del año pasado y donde Coronell hace referencia a la duda que genera el cabo Villareal como testigo contra el Coronel Plazas Vega por los hechos de la toma del Palacio de Justicia: “Hay serios interrogantes sobre este testigo. Para la época, el cabo Villamizar no estaba en Bogotá sino en Granada, Meta”.

Fue precisamente esta columna la que motivo al Coronel (r) Ariel Guillermo Valdés y al Sargento (r) Gustavo Alfonso Velásquez Lopez declarar bajo la gravedad de juramento la falsedad de Villamizar como testigo en contra de Plazas Vega.

Según el al Coronel (r) Ariel Guillermo Valdés su testimonio bajo juramento lo dio: “A raíz del artículo publicado en la revista Semana, por el señor Daniel Coronell, en el cual hace un análisis de la declaración del Cabo, en la que manifiesta que dicho Cabo, no puede haber estado no puede haber estado en los hechos del Palacio de Justicia del 6 y 7 de noviembre de 1.985…”

Por su parte, pero de igual manera, el Sargento (r) Gustavo Alfonso Velásquez afirmo:”El motivo por el cual rindo la presente declaración es por haber leído en la revista Semana un artículo escrito por el periodista Daniel Coronell, en donde se refería a que el cabo primero Edgar Villamizar había declarado ante la Fiscalía dentro del proceso del Palacio de Justicia y en contra del Coronel Luis Alfonso Plazas Vega, quede sorprendido con los datos del periodista porque estuve de acuerdo en lo que decía al respecto de la presencia del cabo primero Villamizar en el batallón Vargas (Granada, Meta) cuando sucedieron los hechos del Palacio de Justicia el 6 y 7 de noviembre de 1.985…”

Acerca del testigo fabricado Edgar Villareal

  • Dicho cabo declaró con otro nombre, en una diligencia no programada por la Fiscalía, en la cual no estuvo presente el Defensor de Plazas Vega. Utilizó una firma diferente en su testimonio, se equivocó en sus datos personales, y luego no quiso presentarse a ratificar la denuncia.
  • Menciona haber venido de Villavicencio a Bogotá en un helicóptero con 14 personas más, en esa época (1985), cuando los helicópteros con esa capacidad llegaron solo hasta el año 2000 con el Plan Colombia. Es decir el testigo incurre en una serie de mentiras que invalidan la declaración y ponen a la funcionaria investigadora en un serio problema jurídico por fundamentar su acusación en un testimonio evidentemente falso.
  • Trabajo como Funcionario de la Fiscalía perteneciendo al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI ) hasta fecha reciente, lo cual lo inhabilita para ser aceptado en un juicio como testigo por ser empleado subordinado del ente acusador-”La Fiscalía”.
  • Para la fecha de los hechos pertenecía a una unidad del Ejército ubicada en el municipio de Granda, Meta y por ende no pudo haber participado en la operación del Palacio de Justicia en Bogotá, Colombia.
  • Nunca ha comparecido físicamente a las audiencias ni durante la investigación ni durante el Juicio. La supuesta prueba es una declaración escrita adelantada en una inspección Judicial ilegalmente llevada a cabo en la Escuela de Caballería.
  • La inspección fue ilegalmente adelantada pues se llevo a cabo sin presencia de los abogados ni de la procuraduría lo cual viola las leyes procesales colombianas.

Dejar respuesta